La representación de la muerte en Bodas de sangre de Federico García Lorca por Isabel Bohrer

September 20, 2019

La representación de la muerte en Bodas de sangre de Federico García Lorca por Isabel Bohrer

Titulo del libro: La representación de la muerte en Bodas de sangre de Federico García Lorca

Autor: Isabel Bohrer

Número de páginas: 11 páginas

Fecha de lanzamiento: September 16, 2010

Editor: GRIN Publishing

Obtenga el libro de La representación de la muerte en Bodas de sangre de Federico García Lorca de Isabel Bohrer en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Isabel Bohrer con La representación de la muerte en Bodas de sangre de Federico García Lorca

Seminar paper del año 2010 en eltema Romanística - Español, literatura, cultura general, Nota: A+, , Idioma: Español, Resumen: La representación de la muerte en Bodas de sangre de Federico García Lorca

La vida de Federico García Lorca fue marcada por la violencia y la muerte; de hecho, él mismo fue uno de los primeros fusilados por los nacionalistas al principio de la Guerra Civil en España en 1936. Esta omnipresencia de la muerte se manifiesta también en sus obras. Como señaló el escritor Pedro Salinas, que junto con Lorca formaba parte de la generación del 1927, “El reino poético de Lorca, iluminando tan brillantemente y al mismo tiempo tan enigmático, está bajo el dominio de un único poder que nunca se desafía: la Muerte” (Salinas 14). Y aunque Salinas se referiría en este caso a la poesía de Lorca, su observación se aplica también a las obras dramáticas. En Bodas de sangre, la primera parte de la trilogía rural de Lorca publicado en 1933, la inminente fatalidad representa el núcleo temático en el que, al final, desemboca toda la acción. Pero esta amenaza constante se presagia mucho antes del cuadro final; ya desde el principio, surgen signos prolépticos, como las referencias a instrumentos violentos como navajas, cuchillos, puñales. Más tarde aparece la presencia de la Luna, símbolo de la muerte y de lo cíclico, en este caso el ciclo de violencia que se repite a través de las generaciones. Por último, sale el personaje de la Mendiga, la muerte personificada. A través de estos signos prolépticos, el símbolo de la Luna, junto con el personaje de la Mendiga, Lorca muestra que la violencia es inherente a la vida, y que la única manera de escapar es muriendo.