En un lecho de Rosa: Alta tragedia (Teatrología-Transposiciones) por José Antonio Martínez Álvarez

April 21, 2019

En un lecho de Rosa: Alta tragedia (Teatrología-Transposiciones) por José Antonio Martínez Álvarez

Titulo del libro: En un lecho de Rosa: Alta tragedia (Teatrología-Transposiciones)

Autor: José Antonio Martínez Álvarez

Fecha de lanzamiento: October 20, 2015

Editor: Jesús Arroyo Cruz

Obtenga el libro de En un lecho de Rosa: Alta tragedia (Teatrología-Transposiciones) de José Antonio Martínez Álvarez en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

José Antonio Martínez Álvarez con En un lecho de Rosa: Alta tragedia (Teatrología-Transposiciones)

Esta obra de teatro es una transposición del poema de William Shakespeare, La violación de Lucrecia, cuyo argumento sigue con fidelidad, desde el principio hasta el fin.
Roma, gobernada por el extranjero Lucio Tarquino el Soberbio, se ha hundido en la depravación. El príncipe Sexto Tarquino, hijo del "Soberbio", se encuentra en las inmediaciones de Roma, al mando del ejército que lucha contra una invasión griega.
Esta circunstancia es aprovechada por el hijo de Tarquino para abusar de Lucrecia, esposa de Colatino, que también se encuentra en el frente de guerra.
A la mañana siguiente, desolada, Lucrecia hace llamar a su esposo para comunicarle la violencia de que ha sido objeto y le arranca el juramento de vengarla, tras lo cual se suicida con un puñal que porta en la diestra.
El poema termina cuando Colatino y su amigo Bruto se disponen a transportar a través de Roma el cadáver de Lucrecia, para incitar a los romanos a expulsar a Tarquino, lo que al efectuarse, inicia el período de la república.
La transposición del poema que aquí se presenta, se ubica en el Estado mexicano de Veracruz, en la época moderna, con detalles del teatro kno y kabuki, por lo que los rostros de los personajes expresan sobriedad el rico espectro de emociones que puede proyectar el ser humano. Cada movimiento o cada gesto reflejará una imperiosa necesidad.
Todos los actores pertenecen al sexo masculino, con edades parecidas, salvo por lo que respecta al niño que aparece en escena.
En lugar de cortina, un biombo, que se plegará y desplegará en forma de abanico, mecánica o manualmente, representando un cerezo en floración a orillas de un estanque, entre una flora entre rosa y amarillo pálido, mientras que sobre el fondo, dorado, se recorta una nube horizontal.
Los decorados se pintan sobre grandes rollos, emakimonos, que ayudantes diestros desenrollarán y enrollarán delante del público, con desplantes hieráticos.
Una parte de la escenografía está abocetada, consistiendo —salvo acotaciones expresas—, en una versión impresionista del contorno principal de los objetos representados, por ejemplo: Bambú con un tigre, pino con cigüeña, rosa con ruiseñor. Un pino retorcido (en remembranza del pino de Kasuga) permanecerá siempre en escena, como un toque de sonido vegetal, ubicado en distintos sitios del espacio escénico.
La composición escénica ostenta un carácter asimétrico, cuyos elementos principales son desplazados hacia la derecha, mientras las formas aparecen veladas por vapores extendiéndose sobre determinada zona, para transmitirles un hálito espiritualizado.
Poesía, pintura, escultura y música, formarán un todo armónico en el marco de la acción.