La Gran Guerra 1914-2014: La Guerra de los 100 Años por Mario E. Bolio Garcia

November 18, 2018

La Gran Guerra 1914-2014: La Guerra de los 100 Años por Mario E. Bolio Garcia

Titulo del libro: La Gran Guerra 1914-2014: La Guerra de los 100 Años

Autor: Mario E. Bolio Garcia

Número de páginas: 546 páginas

Fecha de lanzamiento: February 10, 2016

Editor: Mario E. Bolio García

Obtenga el libro de La Gran Guerra 1914-2014: La Guerra de los 100 Años de Mario E. Bolio Garcia en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Mario E. Bolio Garcia con La Gran Guerra 1914-2014: La Guerra de los 100 Años

Orígenes, causas y efectos de las dos más grandes conflagraciones que haya sufrido la humanidad, Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, las que incendiaron Europa, Asía, África, Oceanía y el resto del mundo. América, los Estados Unidos, no sintió la destrucción física de sus ciudades ni fue escenario de los campos de batalla en ambas guerras, pero intervino de manera determinante en su desarrollo y con afectaciones definitivas en su final. Tanto en la Primera Guerra, y con mayor influencia en la Segunda, inclinaron la balanza del poder para consumar en dos ocasiones la derrota de Alemania. Sin el concurso de los Estados Unidos de Norteamérica, cuya enorme capacidad industrial y militar fue puesta al servicio de la coalición de 49 países en contra de Alemania y en su mayor porcentaje en ayuda de la Rusia Soviética, el “triunfo” en la Segunda Gran Guerra Mundial jamás hubiera sido posible. Pero, ¿el triunfo de quién? Todo esto tiene sus causas, su explicación y sus consecuencias.
Es difícil concebir el mundo actual sin tomar en cuenta el terrible acontecimiento que fue llamado “Segunda Guerra Mundial” (1939-1945) y casi imposible comprender ésta sin estudiar a fondo los orígenes de la “Primera Guerra Mundial” (1914-1918). Y, en ambos casos, a sus protagonistas. Dos conflagraciones mundiales que dejaron más de cien millones de muertos no pueden tomarse a la ligera. Hay que analizarlas, estudiarlas y sacar conclusiones que puedan hacernos entenderlas, conocer sus orígenes, sus causas y sus efectos; y que todo ello pueda tener valor para el futuro. Un futuro incierto, puesto que la realidad es que desde que empezó la Primera Gran Guerra Mundial en 1914, no finalizó en 1918; la capitulación y derrota de Alemania sólo fue un compás de espera que dio origen a la Segunda Gran Guerra Mundial; y, nuevamente, la rendición incondicional de Alemania y Japón impuesta por los “Aliados” en 1945, no terminó con todas las guerras, por el contrario, dio origen a la Guerra Fría, la Guerra de Corea, la de Vietnam, la de egipcios y estados árabes contra la imposición de Israel de adueñarse de Palestina para formar su Estado Judío; la guerra revolucionaria de Cuba, que convirtió a este país en una dictadura comunista satélite de la URSS; las guerras fratricidas en Irlanda y América Latina, la guerra de Afganistán, la que se gestó contra Irak con tal de adueñarse de su petróleo; la actual masacre que comete Israel contra el pueblo palestino de la Franja de Gaza, último trozo de tierra que le queda a los palestinos; la guerra actual contra el Islam. LA GUERRA NO HA TERMINADO, YA HA DURADO CIEN AÑOS: DE 1914 A 2014. Esta es también la “Guerra de los Cien Años”. Y no hay indicios de que vaya a finalizar, sino hasta que se cumplan ciertos planes… Poseen los judíos una ocasión sin parangón para lanzar al mundo un panegírico de sus logros, y decirle al mundo: “Ved todo lo que puede hacer el ingenio judío, todo lo que puede lograr en beneficio de su pueblo, cuando se le otorga amplia libertad de acción; cuando puede demostrar su fuerza de voluntad y su anhelo sin límites en pos de una meta”… Llegamos pues a la aterradora conclusión de que el Nuevo Orden Mundial mesiánico está a punto de llegar. Todo comienza en Siria. Los últimos reductos de Palestina que impiden la instauración del Gran Reino de Israel tienen los días contados. El destino de la humanidad pende de un hilo, y todo va a depender de lo que suceda en los próximos tiempos en Jerusalén Este. ¡El Nuevo Orden Mundial está aquí!