Todos los fuegos el fuego por Julio Cortázar

October 17, 2018

Todos los fuegos el fuego por Julio Cortázar

Titulo del libro: Todos los fuegos el fuego

Autor: Julio Cortázar

Número de páginas: 154 páginas

Fecha de lanzamiento: June 1, 2016

Editor: ALFAGUARA

Obtenga el libro de Todos los fuegos el fuego de Julio Cortázar en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Descargar Leer on-line

Julio Cortázar con Todos los fuegos el fuego

«La autopista del sur», «La salud de los enfermos», «Reunión», «La señorita Cora», «La isla a mediodía», «Instrucciones para John Howell», «Todos los fuegos el fuego» y «El otro cielo»: ocho relatos que constituyen una fiesta de la inteligencia, de la pasión y del genio.


«Me ha hecho muy feliz, escribir. Me ha hecho muy feliz sentir que en torno a mi obra había una gran cantidad de lectores, jóvenes sobre todo, para quienes mis libros significaron algo, fueron un compañero de ruta. Eso me basta y me sobra.»

Julio Cortázar

Todos los fuegos el fuego (1966) es una de las mejores recopilaciones de relatos que un lector puede leer. O algo más que leer: vivir como experiencia propia, que le ensanche las percepciones y le enriquezca la memoria. Los cuentos de Cortázar son ritos de humor, de parodia y de ternura, solicitudes de complicidad, invitaciones a la iniciación repentina.

Desde la exasperada metáfora de las relaciones humanas que es «La autopista del sur» hasta la maestría de «El otro cielo», Cortázar vuelve a abrir nuevos caminos con relatos que son referencia obligada para sus lectores y para los amantes del cuento en general.

Este e-book incluye, en exclusiva, la historia de la creación de Todos los fuegos el fuego contada a través de las cartas de Julio Cortázar y una guía para leer al autor.

Gabriel García Márquez dijo...

«Los ídolos infunden respecto, admiración, cariño y, por supuesto, grandes envidias. Cortázar inspiraba todos esos sentimientos como muy pocos escritores, pero inspiraba además otro menos frecuente: la devoción.»